El cliente tiene un plazo de siete (07) días útiles contados a partir de la emisión de su comprobante para recoger la totalidad de la mercadería adquirida.

Para productos con servicios, se da un plazo de quince (15) días útiles para recoger la mercadería con servicio.

Una vez pasado el plazo, se cobrará una penalidad por gestión de almacenaje y gastos administrativos a razón de S/. 0.50 por kilo diario.

La empresa tendrá a disposición del cliente el material hasta 90 días de adquirido el material. Una vez pasado los 90 días, la empresa ya no se verá obligada a reponer al cliente el material.

Solo se aceptarán cambios o devoluciones dentro de un plazo de quince (15) días útiles si los productos no concuerdan con las descripciones en el comprobante de pago; o, si es que, no habiendo comunicado al cliente, presentan alguna falla de calidad.